“Carta abierta a Edward Gorey” Por: m. a. noregna.